Cuáles son los errores más frecuentes en el cuidado de la piel

cuáles son los errores más frecuentes en el cuidado de la piel

Cometer errores en el cuidado de la piel es algo muy común. Por eso es conveniente conocer cuáles son, pero especialmente importante es saber cómo solucionarlos y realizar un adecuado cuidado de nuestra piel.

Vamos a analizarlos uno por uno:

-Desconocer la importancia de cuidarse la piel

Sobre todo a edades tempranas, cuando se es más joven, no se es consciente de que nuestra piel requiere de cuidados y una rutina adecuada de limpieza.

Excesos como el alcohol y el tabaco, no descansar por la noche, no llevar una dieta adecuada…todo esto hace que nuestra piel no luzca como debería.

Es importante saber que empezar desde joven a realizar un adecuado cuidado de la piel puede reportarnos numerosos beneficios a una edad adulta.

 

-Protección solar

No proteger la piel del sol adecuadamente es un error muy común. Y mucho más, no hacerlo durante todo el año.

La piel tiene memoria y abusar del sol hoy puede producir problemas como manchas en la piel o arrugas en el futuro.

También es un error común no usar el protector solar adecuado cuando nos exponemos a las radiaciones solares.

Es frecuente, además, protegernos del sol únicamente durante los meses de verano. Esto es un error. Los días de invierno, lluvia o niebla también debemos protegernos de los rayos solares.

 

-Rutinas de cuidado de la piel incompletas

Cuando somos jóvenes tendemos a creer que no tenemos por qué tener una rutina de cuidado completa. Esto es otro error.
Es muy importante tener una rutina de cuidado de la piel, por muy joven que esta sea, al igual que es necesario añadir un contorno de ojos o un factor de protección para frenar el daño solar.

-Mala elección de los productos

Es fundamental dar con aquellos productos que mejor se adaptan a nuestras necesidades, según nuestro tipo de piel, que estar constantemente cambiando de un producto a otro.

 

-Hidratar solo cuando tenemos la piel seca

Generalmente, sólo hidratamos la piel cuando notamos síntomas de sequedad.

Debemos hidratar nuestra piel antes de notar estos primeros signos, para evitar lucir una piel seca y descuidada.

No importa el tipo de piel, la hidratación es uno de los factores más importantes y fundamentales para una piel saludable. Por este motivo, todas nuestras pre-base treatment tienen en su formulación, como principales ingredientes, activos hidratantes de elevada penetración para así restablecer los valores de hidratación en la piel.

 

-No saber cuál es nuestro tipo de piel

Es muy común no saber cuál es nuestro tipo de piel. Esto nos lleva a utilizar productos que no son adecuados, e incluso pueden resultar contraproducentes para nuestra piel.

 

-No dormir lo suficiente

No dormir el tiempo suficiente pude producir la aparición de ojeras y una apariencia cansada de nuestro rostro.
Para tener una piel con brillo y fresca, por lo general es necesario descansar unas 8 horas de sueño cada noche.

Evitando cometer todos estos errores contribuiremos a mejorar y aumentar la salud de nuestra piel y, además, repercutirá en la mejora de nuestro aspecto.