Diferencias entre rayos UVA y UVB

Saber qué son y cuáles son las diferencias entre los rayos UVA y UVB es importante para conocer cómo pueden afectarnos y cómo debemos protegernos debidamente ante ellos.

Las radiaciones ultravioleta A y ultravioleta B son los dos tipos de radiación ultravioleta que emite el sol y que llegan a nuestra piel.

Saber la diferencia entre ellos es fundamental para entender la necesidad de aplicarnos protección solar de amplio espectro.

Con este post queremos contarte las principales diferencias de rayos UVA y UVB, y por qué necesitas proteger tu piel de ambos.

Rayos UVA

La luz UVA, también conocida como luz de onda larga, representa aproximadamente el 95% de la luz ultravioleta que llega a nuestra piel.

Los rayos UVA suponen una amenaza mayor que los rayos UVB, debido a que un mayor porcentaje de ellos llegan a la superficie de la tierra.

Se les considera los asesinos silenciosos del sol porque, a diferencia de los rayos UVB, no sientes los efectos de su daño en la piel.

Son los responsables del bronceado en nuestra piel, ya que activan la formación de melanina, un pigmento protector responsable del bronceado.

Broncearse no es doloroso, pero esos rayos UVA que no sentimos están penetrando en las capas más profundas de nuestra piel provocando cambios que desembocan en el envejecimiento, manchas, arrugas e incluso pueden ser el mayor factor de un cáncer de piel.

 

Rayos UVB

La luz UVB representa el 5% de la luz ultravioleta que llega a nuestra piel. La cantidad de radiación UVB puede variar según la época del año, latitud o momentos del día.

Llegan a las capas menos profundas de la piel y, aunque no son tan penetrantes como los rayos UVA, son también muy poderosos.

Son responsables de quemaduras solares y cambios en las capas más visibles de la piel.

¿Cómo protegerse de los rayos UVA y UVB?

Es imprescindible una buena protección frente a las radiaciones UVA y UVB.

Para conseguir una protección completa antes de la exposición al sol, es recomendable un impulso extra aplicando un tratamiento rico en antioxidantes, porque ayudan a proteger mejor la piel frente a factores ambientales.

En el momento de elegir un bloqueador solar para proteger la piel de los rayos UVA y UVB, es recomendable elegir producto con protección de espectro amplio y con un factor de protección solar (SPF) superior a 30.

Cuanto más alto es el factor de protección solar, más protegidos vamos a estar frente a los rayos del sol.

El Fotoprotector Suncare +50 ofrece la máxima seguridad frente a estas radiaciones y su SPF +50 de amplio espectro protege las células contra los radicales libres.

Su alto contenido en antioxidantes provoca un bloqueo de la acción de los radicales libres y potencia las defensas biológicas frente al daño producido por los rayos UV.

Recuerda que estamos expuestos a la actividad del sol durante los 365 días del año, y la manera más eficaz de protección es seguir una rutina de cuidado de la piel.